SÍGUENOS:

+34 943 47 21 40
Top
 

SAN SEBASTIÁN

Guía completa de la ciudad
Novotravel / SAN SEBASTIÁN

¿Todavía no has estado en San Sebastián? Entonces no sabes lo que es levantar la cabeza y encontrarte con las preciosas fachadas de sus edificios o recorrer sus increíbles playas y montes.

Déjate atrapar por sus múltiples encantos. La ciudad no es muy grande, así que es muy fácil de recorrer a pie y, que no te engañe su tamaño, ¡hay muchísimas cosas que hacer!

 

La Playa de la Concha: el icono

 

Si vienes a San Sebastián tienes que recorrer la playa de La Concha, sí o sí. Te dejará con la boca abierta. No hay un visitante que no haya caído bajo sus encantos. Seguro que has oído hablar de ella y de su preciosa barandilla que encontrarás en todo instagram viajero. Es una bahía alucinante con una pequeña isla que añade el toquecito especial a un lugar sacado de un cuento de hadas.

concha1

CC BY 2.0 ES | FLICKR |  Urko Dorronsoro

 

Una playa con ese toque romántico al anochecer, desde la que podrás ver una de las mejores puestas de sol del mundo. Alucinarás con los colores rosados del cielo cuando el sol se esconda tras el Monte Igueldo.

concha2

CC BY 2.0 ES | FLICKR |  Urko Dorronsoro

 

Es una playa ideal para  salir a correr por la mañana temprano, si eres un runner motivado, o para dar un paseo en plan relajado. Cualquier excusa es buena para acercarte a este increíble rincón. Debes caminar por su orilla, mojándote los pies y sintiendo el fresquito del mar Cantábrico.

 

Si hay marea baja, no dudes en caminar hasta el pico del loro y cruzarlo en plan aventurero.

 

Recorre la costa

Puedes empezar tu paseito por el Paseo Nuevo. Este paseo es alucinante porque está entre el mar y el Monte Urgull. Cuando hay oleaje las olas rompen de manera salvaje contra el paseo, ten cuidado porque te pueden mojar si no estás atento a las olas y mejor ni te cuento cuando hay temporal. En todo caso, nunca defrauda, ya sea por la bravura del mar, o por su increíble belleza cuando está en calma. En ese paseo también se encuentra la “Construcción vacía” de Jorge Oteiza y un mirador precioso. Más adelante se encuentra el Aquarium y el puerto, donde antes se encontraban los barcos típicos de San Sebastián.

atardecerpaseonuevo

CC BY 2.0 ES | FLICKR |  Urko Dorronsoro

 

Aquarium

El aquarium es precioso. Es un lugar recomendable para los niños y no tan niños. Es muy completo porque empieza explicando la historia del pueblo pesquero y su  evolución. Hay una gran variedad de especies marinas: tortugas, rayas, tiburones, pulpos y cientos de peces de colores. Las medusas te hipnotizarán  y la zona de los tiburones te dejará con los pelos de punta. Sin duda el túnel de cristal es espectacular, parece que estés sumergido en el fondo del mar.  Sin duda vale la pena pasarse por aquí.

aquarium

CC BY 2.0 ES | FLICKR |  Urko Dorronsoro

 

Coge un barco hasta Santa Clara

Desde el paseo Marítimo de La Concha, se ve la isla de Santa Clara en medio del mar, entre los montes Urgull e Igueldo. Durante verano salen diariamente barquitos desde el puerto a la isla. ¡No dudes en cogerlo! Allí podrás recorrer sus caminos, descubrir sus miradores y bañarte mirando a La Concha. Te recomendamos quedarte a comer en una de sus mesas de camping y disfrutar de su playa antes de que desaparezca como por arte de magia con la marea alta.

santaclara

CC BY 2.0 ES | FLICKR | Rufino Lasaosa

El Náutico

En el Náutico hay una zona que está muy bien para hacer una pausa. Las vistas al mar y a la isla son muy bonitas, por algo siempre hay gente sentada por aquí comiendo un heladito. Además hay unas escaleras muy curiosas que bajan al mar. También hay un edificio que parece un barco llamado Gu, tiene una terraza ideal para tomarse un mojito tranquilamente. Aquí empieza el paseo de La Concha, durante los atardeceres de verano, la barandilla se llena gente que se acerca para disfrutar del precioso paisaje. Como hemos mencionado antes, no se puede describir la belleza de esta playa con palabras, mejor ven a verla tu mismo.

nautico

CC BY 2.0 ES | FLICKR |  Jesús Gil Hernández

Siéntete como un rey en el Palacio Miramar

Si quieres sentirte como un verdadero rey o reina tienes que ir.  Antiguamente fue la residencia de veraneo de la Reina María Cristina y otros miembros de la familia real. Es un edificio muy peculiar por su arquitectura y por el bonito parque que le rodea. La gente suele ir a pasear por sus jardines, relajarse, hacer deporte o descansar. Pero lo mejor es sentarse en la hierba  y ver el marco incomparable que ofrece las vistas. Simplemente por estas merece la pena visitarlo.

palaciomiramar

CC BY 2.0 ES | FLICKR | Juan Lupión

 

Al final del paseo de La Concha, debajo del Palacio Miramar, está el túnel del Antiguo, cuando lo cruces podrás experimentar la sensación de ir por un paseo submarino, que te llevará a la playa de Ondarreta.  si sigues llegarás hasta “el peine de los vientos”.

 

El Peine del Viento: un espectáculo

Al final del paseo marítimo, en la playa de Ondarreta, está la famosa obra de Eduardo Chillida, “El peine del viento”. Las tres esculturas están incrustadas en las rocas. Cuando hay oleaje y el viento sopla fuerte es todo un espectáculo. Las olas chocan fuertemente con las esculturas, y los agujeros perforados en el suelo emiten sonidos, e incluso agua, asique cuidadito si no quieres acabar chorreando. Es increíble sentir el viento, escuchar el mar con el viento y ver cómo el arte se une con la naturaleza. Sentirás la auténtica esencia del mar Cantábrico.

peinedelviento

 

Igueldo: las mejores vistas de la ciudad

También puedes subir en el famoso funicular al Monte Igueldo, una visita obligatoria que se te quedará grabada en la memoria. Es un buen sitio para ir con los más chiquis ya que en la cumbre del monte encontrarás un parque de atracciones. La atracción estrella es la Montaña Suiza. También hay un torreón que funcionó como faro hace tiempo al que puedes subir. Además su mirador tiene sin duda las mejores vistas panorámicas de la Bahía de la Concha.

Ver tour Monte Igueldo

igueldo

CC BY 2.0 ES | FLICKR | Santiago López Pastor

 

La parte vieja, el templo de los pintxos

Si vas a la parte vieja de la ciudad  te enamorarás de las antiguas fachadas, y del ambientazo de sus calles llenas de bares y gente. En medio se encuentra la plaza de la Constitución, con balcones numerados que rememora la época que hizo de coso taurino. En esta misma plaza se celebra cada año la tamborrada. El resto del año también es uno de los sitios favoritos de los locales para tomarse algo en la terraza de sus bares. En la Calle Mayor se encuentra la bonita Basílica de Santa María del Coro, desde donde podrás ver la famosa Catedral del Buen Pastor.

 

La mejor gastronomía

Este el sitio perfecto para reponer fuerzas cuando llegue la hora de comer. Hay tantos bares que no sabrás ni por dónde empezar. Lo ideal es hacer una ruta de pintxos para descubrir las maravillas gastronómicas que ofrecen los distintos bares y disfrutar del ambiente. Una buena idea es empezar por la calle del 31 de agosto,  allí hay una gran variedad de bares, unos más tradicionales y otros más vanguardistas. Sus barras llenas de pintxos te seduciran solas. Te recomiendo comer acompañado de un txakoli, sidra o una caña, pero eso ya depende de gustos.

Ver tour bici y pintxos

pintxos

CC BY 2.0 ES | FLICKR |Boca Dorada

 

Raciones generosas en el norte

Cuando pidas una caña alucinarás con la cantidad de cerveza que te ponen. Te llenan el vaso de sidra entero.

cerveza

CC BY 2.0 ES | FLICKR |Abish Falcón

 

La tamborrada, la fiesta donostiarra

La Tamborrada es la fiesta del patrón de San Sebastián. Se celebra durante todo el día el 20 de enero en la plaza de la Constitución. Suenan  tambores y melodías de Sarriegui. Son unas fiestas muy importantes y emotivas para los locales.  Si tu visita coincide con estas fiestas no te asustes, es normal que se pete de gente y te encuentres con gente vestida de cocineros, soldados franceses. Como dicen “adonde fueres, haz lo que vieres”, aprovecha esta ocasión para unirte a ellos y sentir el ambiente fiestero. ¡Te lo pasarás pipa!

tamborradaCC BY 2.0 ES | FLICKR | Eneko Goia

 

Donostia, la pequeña París

A medida que vayas paseando por San Sebastián, descubrirás fachadas de edificios de la Belle Époque. Pensarás que te has trasladado a la París del siglo XIX. Un ejemplo de esto es el Ayuntamiento de San Sebastián, que antiguamente era un casino. Otros de los mejores ejemplos del área romántica son el Teatro Victoria Eugenia, la sede de la Diputación foral de Gipuzkoa, y el río Urumea donde te asombraras con las fachadas del Paseo de Francia y con la del Hotel Maria Cristina o el precioso puente de Maria Cristina.

ayuntamiento

CC BY 2.0 ES | FLICKR | Antonio de la Mano

 

Gros, el barrio más molón

No podemos olvidar el barrio de Gros, donde encontrarás el Palacio de Congresos Kursaal, sí, ahí es donde tiene lugar el Zinemaldi, el famoso festival de cine internacional, un edificio que merece ir a verlo. Bordeando  el barrio  está la playa de la Zurriola, a la que van todos los surfistas a cabalgar las olas. Si te gusta el rollo “surfer” será tu sitio favorito, la gente va en long y hay bares muy guays. El mejor sitio para ver el atardecer acompañado de tus amigos y unas cervecitas se encuentra al final de esta playa, en  el muro de  Sagües. Así que ya sabes.  Los jueves los bares de pintxos de esta zona hacen “pintxopote”, por dos euros podrás elegir un pintxo y una bebida. ¡No te pierdas la ocasión perfecta para ponerte las botas!

gross

CC BY 2.0 ES | FLICKR | Kepa Cobos

 

Cristina Enea, el pulmón verde de la ciudad

Si te gusta la naturaleza, te encantará pasear por el parque de Cristina Enea, ya que tiene una gran cantidad de vegetación,  pavos reales y un estanque con patos, cisnes y tortugas. Es un buen sitio para darse un paseo entre los árboles,  y relajarse, ya que es un lugar muy tranquilo al no ser tan turístico. Este jardín te hará olvidar que estás en medio de una ciudad. También es ideal para ir con niños ya que abajo hay un parque infantil y un montón de zonas verdes para que jueguen.

cristinaeneaFoto de Eneko Goia

 

Monte Ulía, a la aventura

Si te gusta hacer deporte, no dudes en ir al Monte Ulía a hacer senderismo. Tienes la posibilidad de hacer diferentes excursiones, por ejemplo, cruzar el monte hasta el faro de San Juan. El recorrido pasa por acantilados preciosos. Merece totalmente la pena hacer esta ruta. Los paisajes con los que te encontrarás por cualquiera de los caminos son una pasada. Además la gente con la que te cruzas es muy maja y siempre te saluda con una buena sonrisa.

VER TOUR MONTE ULÍA

monteulia

CC BY 2.0 ES | FLICKR | David Barrio López

 

Arte y cultura en San Sebastián

En cuanto al arte y la cultura, encontrarás numerosas galerías y museos, de diferentes temas. Por ejemplo el la galería Arteko, si te mola el arte contemporáneo, o el Museo San Telmo, si lo tuyo es más la historia. Para gustos colores, oye. Nosotros te recomendamos ir a Tabakalera, una antigua fábrica de tabaco que han convertido en el nuevo Centro Internacional de Cultura Contemporánea. Además tiene un mirador super bonito en el último piso, desde el que podrás ver la ciudad: el puente de María Cristina , la torre del Buen Pastor, la estación de tren y más cosas, que ya verás tú mismo cuando te pases por aquí.

santelmo

CC BY 2.0 ES | FLICKR |Rosa G.

 

Donostia con los más peques

Cómo ya hemos mencionado en San Sebastián hay muchas actividades para niños, como por ejemplo ir al parque de atracciones de Igueldo, al aquarium, a Cristina Enea, ir a la playa, y un sin fin de cosas más. También te recomendamos ver la agenda de turismo, donde podrás encontrar eventos infantiles.

 

Como ya has visto, San Sebastián lo tiene todo. ¿A qué esperas para venir?